Category Archives: Personal

Yo soy…

By | Personal, Video | One Comment

Santera. Así sin más, sin tanto adorno.
He callado por mucho tiempo en redes sociales y no lo quise hacer público antes por la cantidad absurda de insultos y maltratos que he recibido por ser lo que soy. Hoy quise abrirme, ser lo más honesta posible con mi audiencia, porque me debo a ustedes. Gracias a ustedes he logrado encontrar mi verdadera vocación y me han dado un norte que jamás creí posible.

Si ya no quieren apoyarme lo entenderé, lo acepto, pero pido mucho respeto para mi y para mi religión.

Gracias.

Adiós Septiembre

By | Personal | 2 Comments

Recuerda este momento y tómale una foto…

Septiembre fue un mes increíble, con sus notas tristes y otras rojas de estar molesta pero lo mejor fue confiar en que todo siempre va a estar bien y conseguir la manera de volver a mi, a mi centro y a mi paz.

De vuelta a la rutina, volver a “clases” no ha sido fácil, creo haberles comentado en mis vlogs que para esta fecha solo estaríamos viendo Seminario II porque todas las demás materias ya estarían vistas y aprobadas y así es. E y yo vamos a la universidad solo 2 veces a la semana, a veces una sola y el resto del tiempo se nos va en dedicarle amor a proyectos que tenemos juntos, a investigar cosas de la tesis y a maratones interminables de Pokémon, si… Pokémon 😛

Septiembre ha sido un gran mes, la nota más triste fue la partida del gordito, ya no vive en el país y aunque me hace feliz (MUY FELIZ) saber que se fue a cumplir sus sueños no hay nada que haga que no lo extrañe. Días antes de irse me llamó por teléfono, triste porque había recibido una llamada de la aerolínea que le informaba que habían adelantado su vuelo, era imposible para nosotros poderlo acompañar 🙁
En las jugadas raras del destino y a modo de anécdota que seguro le contaremos a nuestros hijos, ese mismo día teníamos la entrega final del Diplomado. No les puedo explicar lo que fue tratar de terminar mi proyecto y parar porque el llanto no me lo permitía. La vez anterior que me sentí tan triste fue cuando se fue Gaby, despedir a un ser querido que se va del país deja un sabor amargo porque siempre está la incertidumbre de no saber cuándo vuelves a ver a esa persona, cuándo le podrás dar un abrazo.

Septiembre fue un mes de aprender mucho, cocinar más y dañar el horario de sueño, es algo en lo que pienso trabajar ahora en octubre porque me estoy yendo a dormir muy tarde y aunque no despierto tarde en la mañana no es todo lo temprano que a mi me gustaría. Fueron días de darme cuenta de varios patrones que no son tan saludables y que en definitiva debo cambiar si quiero “pasar al siguiente nivel”.
Es curioso, cuando despertamos, cuando abrimos los ojos ante ciertas situaciones nos hacemos conscientes del poder que tenemos de cambiar las cosas cuando queramos en el momento en que queramos. Si somos valientes y nos atrevemos a liberarnos de la estúpida creencia que nos hace pensar que no podemos hacer “x” o “y” cosa es cuando experimentamos la verdadera libertad, la verdadera independencia 🙂

¡Que buen mes! Octubre tiene pinta de mejor, parece mentira que ya estemos en el mes 10 del año… ¿cómo les fue a ustedes en septiembre?

Adiós Agosto

By | Personal | One Comment

Volviendo a sonreír luego de mucho llorar…

No se si esto se haga costumbre pero heme aquí, otra vez tratando de hacer un recuento del mes que se fue. Esta vez un poco más tarde pero con muchas ganas de escribir un poco.

Agosto fue un mes de redescubrimiento y reconocimiento. Un mes en el que por las circunstancias tocó estar para todos, para la familia, para los amigos pero no para la persona más importante… para mi. Y como era de esperarse cuando estás para todos menos para ti mismo quedas completamente drenado, sin fuerzas y frustrado.

Pospuse muchas cosas, muchos proyectos, no porque alguien me lo pidiera pero me di a la tarea de colocar las prioridades de otros por encima de las mías y que gran error cometí. La verdad es que no me arrepiento, no me gusta arrepentirme de las cosas porque en cada situación y cada hecho hay un aprendizaje, una lección y claramente este no iba a ser el caso contrario.

Gracias a conversaciones largas y jugosas con una persona que es un ángel (pero no lo sabe) pude poner en evidencia muchos patrones de conducta que me estaban alejando de mis metas, que sin saberlo me hacían daño y que era hora de pararlos. Es duro, muy duro darse cuenta que el monstruo debajo de la cama es en realidad la persona que ves cuando te miras al espejo. Te quedas como en blanco y sin un plan sobre qué hacer o hacia dónde ir.
Pero cero alarmas, no había necesidad de entrar en pánico, había que armarse de valor y presentarse de nuevo. La persona que veía en el espejo no la conocía, había pasado por tantas cosas y se mantenía siempre tan ocupada que olvidó lo que le gustaba, que olvidó que descansar es importante, que hacer yoga la mantiene en equilibrio y que sentía culpa por abandonar las cosas que la hacían sonreír.

Entonces no había de otra, debía comenzar de cero. Despertar de la depresión y buscar cosas que me devolvieran a un estado mental en el que me sintiera en paz. Entonces me reencontré con los videos de Mario Alonso Puig, con toda la información que Mia Astral comparte por sus redes sociales y con el increíble canal de Youtube de Adriane. ¿Lo mejor? Haber decidido leer “La magia del orden” de Marie Kondo (espero pronto hacer un post dedicado al libro y cómo voy llevando el proceso).
La magia del orden es un libro que me hizo despertar a muchas cosas que no había hecho consciente, me ha hecho aprender sobre mi y fortalecer mis decisiones. Si lo han leído o han escuchado sobre el método “Konmari” les sonará un poco a locura, pero no me importa, es cierto lo que digo 🙂

Agosto fue un mes de caer y levantarme, más que con más fuerzas con mucha serenidad, con ganas de trabajar en el desapego y especialmente de vivir en el momento presente. Por eso comencé a valorar más el tiempo con mis amigos de verdad, con mi familia, con Tita y especialmente con E.

Agosto fue un mes donde volví a sonreír, luego de mucho llorar…

Adiós Julio

By | Personal | No Comments

Julio fue un mes de demasiadas despedidas…

Realmente no se cómo comenzar este post, ya por fin estoy de vacaciones y tengo el tiempo que estaba esperando para poder dedicarme al 100% a este Blog y a Youtube pero han pasado varias cosas que me han dejado un poco drenada.

Julio comenzó con la partida de mi Lorenzo, a quien ven al principio de este post. Si me siguen por redes sociales y por mis canales de youtube ya lo deben saber porque su partida fue algo que compartí por allí.

Este mes estuvo lleno de proyectos, era la recta final porque adelantamos todo lo que pudimos adelantar tratando de apresurar la graduación, pero por cuestiones burocráticas de la universidad no nos fue posible. Creo que nunca les conté pero me sentí un poco derrotada no haber empezado este año (en enero) con la tesis, sentí que iba a perder mi tiempo todo un trimestre pero luego buscando el lado positivo me convencí de que tendría tiempo para mis proyectos personales y también para los amigos y la familia 🙂

Producir material audiovisual 24/7, sufrir de dolores de cabeza y molestia en la vista por pasar tantas horas frente a la computadora. Ser estudiante universitario del último trimestre, con materiales adelantadas, un diplomado y además Youtuber no fue cosa fácil pero lo hice… ¡Lo logré!. Todavía no se cómo, a veces soy tan determinada que siento que no me doy el suficiente crédito por ello.

Pero como al comienzo de este post, Julio fue un mes de despedidas, no solo de mi perrito sino de amigos que siguieron su camino porque su misión en mi vida (y la mía en la de ellos) ya estaba cumplida. Cuando una relación (aunque sea de amistad) termina se pasa por un proceso de duelo también, es guayabo-amistoso, un despecho que lleva sus etapas y que solo el tiempo logra que volvamos a estar bien.

Lo que jamás esperé fue que Julio se llevara a un familiar. La muerte decidió visitar mi entorno, no solo para llevarse a mi mascota sino también para llevarse a la abuelita de mi mejor amigo. Al día de hoy no he ido a visitarlo, primero por falta de tiempo y lo segundo es porque la situación país me tiene con mucha ansiedad y me cuesta salir a la calle, en especial si al volver a casa se hace de noche. Las calles están tan oscuras que parecen de película de terror, y es una situación que no parece cambiar muy pronto.

Otra cosa terrible de este mes fue que una persona muy cercana a mi se convirtió en víctima de la inseguridad, un número que incrementa cada vez más la estadística “roja rojita”. La robaron y golpearon, se la llevaron secuestrada al salir de hacer compras para su casa. Cada vez se hacen más comunes los videos de personas que secuestran en supermercados y panaderías. Una razón más para que incremente mi ansiedad cada vez que me toca salir de casa.

Si me siguen en el vlog saben que voy muy atrasada, dejé de grabar el sábado de la semana pasada cuando inesperadamente nos tocó despedir a un miembro de mi familia. Es increíble como la vida nos cambió a todos de una semana para otra, pasar de celebrar su embarazo a tener que aceptar que ya no estaba entre nosotros. Ha dejado un vacío que difícilmente podremos superar. Si yo lo he pasado mal mejor ni les cuento su esposo </3

Julio fue un mes de despedidas, de cerrar ciclos y de buscar la manera de continuar caminando. Por eso lo escribo en mayúscula, para que no se me olviden las lecciones que quiso dejarme. Mentiría si dijera que no he estado deprimida, mentiría si dijera que no me he sentido completamente desorientada y desmotivada.

Es por eso que quiero despedir a Julio, hacer un esfuerzo enorme por sacar fuerzas de donde no tengo para decirme a mi misma (y a cualquiera que esté pasando por una/s mala/s situación/es) que todo va a estar bien, que sólo nos queda seguir adelante porque quedarse estático no es una opción y volver a atrás es imposible. La musa y las ganas ya llegarán, quizás se tarden en llegar pero lo importante es que nos consigan trabajando… O eso dicen que decía Picasso.

Powered by themekiller.com